Un Gran Tarot Sin Gabinete Economico y Real

El tarot sin gabinete es uno de los métodos de adivinación que suele estar conectado con la espiritualidad, puesto que se trata de la adivinación del presente, del pasado o del futuro de una persona, lo que le otorga la oportunidad al vidente de indagar en la vida de la persona hasta lograr obtener las respuestas que el vidente tanto desea conocer para proporcionarle a las personas o a sus clientes la oportunidad de conocer todo aquello que está afectando su vida de una manera tan significativa como para llevarlo a visitar a un tarotista.

El Tarot: Un Sabio Consejero

Es un sistema de conocimiento. Es un mapa de ruta, un gran libro sin palabras pero con imágenes que sugieren ideas y contenidos. Para algunas personas es un método de previsión y adivinación o una manera de tener todas las situaciones (al menos aquellas que se consideran más importantes) bajo control. Para otras es una manera de calmar la ansiedad que les genera asomarse al futuro.

También es una forma de conocerse y reflexionar, una vía de exploración interior. Incluso hay quien lo suele utilizar como instrumento de sanación. Al igual que los sueños, este sistema de conocimiento es una forma de dar cuerpo, voz y voto a nuestro vasto inconsciente.

El Tarot es un motor que puede ponernos en marcha. Es una lupa que ayuda a ver la letra pequeña de cada momento vital. Es una vía para escuchar al mejor consejero que tenemos: nosotros mismos.

Es una escuela de vida, una manera de estudiar la vida, una filosofía, un puente que nos une a lo más sagrado. Es un estímulo que abre el campo de la conciencia y hace que los elementos más inconscientes se revelen ante nuestros ojos. Es una forma de tener los pies en la tierra y echar raíces.

Es una máquina de imaginar. Es una manera de tocar el cielo con las manos. Es una ayuda, un reto y un desafío.El Tarot es todo eso y mucho más. Es una práctica herramienta y sus resultados dependen de cómo lo vayamos a utilizar.

Cuentan que un humano perdió su camino una, dos y mil veces. Cada vez que se perdía, los dioses le enseñaban algo nuevo. Con el tiempo se perdió tantas veces que se volvió sabio. Cuando finalmente encontró su camino, fue tan feliz que quiso compartir cuanto sabía con el resto del mundo. Entonces se puso a escribir un libro, pero pronto descubrió que no podía enseñar nada. Lo único que había aprendido durante todo ese tiempo era el derecho que cada uno tiene a equivocarse y encontrar su camino. Los dioses le sonrieron con gran misericordia y le enviaron hermosos sueños para que los compartiera con otros humanos que quisieran escuchar lo más sagrado. Cada uno de los sueños estaba compuesto por una y mil imágenes. Todas ellas conforman el Tarot.

«El Tarot es una verdadera máquina filosófica que detiene el vagabundeo de la mente, dejándole su iniciativa y libertad; es la matemática aplicada al absoluto, la alianza entre lo positivo y el ideal, una serie de pensamientos, exactos como números; tal vez la concepción más simple y amplia realizada por el genio humano…» (Eliphas Levi, famoso ocultista francés del siglo XIX)

«Esas cartas forman un libro sagrado de todas las ideas absolutas y concretas contempladas por todas las ciencias sacerdotales. En cada combinación del Tarot existe una respuesta filosófica y numérica, capaz de poner de manifiesto las más recónditas verdades…» (Julián Kremmerz, autor de libros sobre el Tarot)

Para acercarse a la adivinación con las cartas del Tarot, es necesario conocer las ocho reglas fundamentales:

Primera y absoluta: Adquirir confianza con las cartas del Tarot, procurando manipularlas diariamente, sin pretender predecir nada, simplemente tocándolas una a una, barajándolas y guardándolas luego en un lugar (a ser posible, siempre el mismo) al que sólo tenga acceso el dueño. Conviene evitar que nadie más las toque, ya que pueden contaminarse con eventuales energías negativas.

Segunda: Sólo se debe consultar cuando realmente uno se encuentra en completa sintonía mental y corporal con las cartas; que se sientan como algo vivo.

Tercera: Se debe procurar que el ambiente en el que se realice la consulta esté apartado de ruidos, música, luz excesiva y colores muy vivos; así como que haya pocas personas presentes en ese momento.

Cuarta: Cuanto más se lea acerca del Tarot, mejores serán las interpretaciones; aunque, la clave sólo se halla de una forma empírica.

Quinta: Ser siempre honesto al plantear las preguntas.

Sexta: No hay un modo establecido para barajar las cartas, ya que el resultado será el mismo.

Séptima: Hay que respetar al máximo el Tarot y no utilizarlo por puro capricho, como forma de matar el tiempo, ya que se rebelaría y daría respuestas inadecuadas.

Octava: El significado de las cartas varía según se lean al derecho o al revés.

¿Dudas respecto al Tarot? Esto refleja mitos transmitidos durante cientos de años, debido a la ignorancia acerca de lo que el Tarot es realmente (un medio de auto conocimiento y crecimiento interno) y la inevitable relación que se establece con la magia y la hechicería. Tal relación ya es inconsciente y una herencia de la época de la Inquisición, cuando se condenaba todo aquello que diera una explicación del mundo fuera de la corriente establecida por los medios «oficiales»; es decir, religiosos o con el aval de la jerarquía religiosa.

¿Qué es un Tarot Sin Gabinete?

Un tarot sin gabinete no es más que aquel servicio de tarot que llevan a cabo aquellas personas que trabajan de manera independiente, es decir, nos referimos a aquellas tarotistas baratas y buenas o lectores de tarot que se dedican a realizar sus trabajos en su propio negocio o establecimiento, puesto que de esta manera no se ven obligados a seguir ningún tipo de reglas, ni a tener que cumplir con un horario en especifico en vista de que este lector de tarot trabaja por su propia cuenta, bajo los criterios que el tarotista decida.

¿Cómo trabaja un Tarot Sin Gabinete?

Tarot Sin Gabinetes

Un tarotista o lector de tarot que ofrece sus servicios de manera independiente es identifica en como un tarot sin gabinete, puesto que no trabaja para una agencia o empresa de tarot, la cual le exige a sus trabajadores que cumplan ciertas reglas en cuanto a su comportamiento, en cuanto a su vestimenta, a su forma de trabajo, el desarrollo de la sesión e incluso deberán seguir una serie de reglas entre las cuales se ve recalcada la duración de la sesión, puesto que las cuando se acude a un gabinete de tarot se está hablando del tipo de tarot que se enfoca en un servicio que se enfoca en una sesión que tiene un limite de duración, el cual puede ir desde los 15 minutos hasta la hora completa e incluso mucho más tiempo, puesto que todo dependerá de lo que el cliente desee conocer en cuanto a los sucesos que se han desencadenado en su vida, por lo que es importante que la persona esté consiente de que está en frente de un lector de tarot que trabaja para una agencia de tarot y que se ve obligado a rendir cuenta en cuanto a su horario de trabajo.

Muchas personas prefieren acudir con un tarotista sin gabinetes en vista de que los mismos enfocan completamente su atención en la sesión, puesto que de esta manera se cerciorará de estar ofreciéndole al cliente respuestas que sean completamente seguras, respuestas en las que puedan confiar y respuestas que le sean útiles a las personas.

Ventajas de un Tarot Sin Gabinete

Un tarotista sin gabinetes es una persona que cuenta con una magnifica cantidad de conocimientos que le ofrece a las personas la oportunidad de realizar una gran cantidad de trabajos o descubrir una impresionante cantidad de secretos de la vida de las personas, los cuales son secretos que se encuentran ocultos y que serán trasmitidos a los clientes para que éstos logren resolver sus problemas.

Una maravillosa disponibilidad

Los tarot sin gabinete han sido caracterizados por contar con una magnifica disponibilidad, puesto que ellos están disponibles para atender a sus clientes en los diferentes momentos u horas del día, por lo que podrán estar atentos a la llamada del cliente para acudir con el mismo para poder realizar la sesión y que éste pueda encontrar muy buenas respuestas sin tener ningún tipo de complicaciones. Los tarotistas sin gabinetes pueden atender a los clientes durante las mañanas, tardes o noches sin importar la hora, puesto que se preocupan por atender las necesidades de las personas debido a que muchas de las personas trabajan durante todo el día y solo tienen disponibles las tardes o noches para poder descubrir el resultado de la tirada de su tarot, aunque también estarán a la disposición completa de aquellas personas que solo dispongan de sus mañanas para ser atendidos por el tarotista, por lo que solo bastará con que hagan una llamada para obtener el servicio.

Un buen traslado

Otra de las ventajas que tiene los tarot sin gabinete es que los mismos estarán disponibles para los clientes en cualquier lugar donde los mismos deseen ser atendidos, ya que toman en cuenta la disponibilidad y el tiempo de los clientes, lo que lleva a estos tarotistas a acudir al encuentro con el cliente en el lugar en el cual éste desee ser atendido, por lo que bastará con que el cliente realice una llamada para tener en unos cuantos minutos a ese tarotista en las afueras del lugar, así que el tarotista irá hasta la residencia del cliente o el lugar que éste prefiera, llevando todos los elementos necesarios para realizar la sesión y ofrecerle al cliente la oportunidad de descubrir una gran cantidad de datos o informaciones que lo ayudarán a estar en calma consigo mismo, así como también le ayudarán a encontrar buenas soluciones para sus problemáticas.

Un tarotista sin límite de tiempo

La tercera ventaja con la que cuentan las tarotistas buenas y baratas o lectores de tarot que trabajan sin un gabinete es que los mismos no cuentan con un limite de tiempo con cada cliente, por lo que tienen la oportunidad de realizar la sesión de una manera sumamente tranquila, logrando obtener una concentración completa y ofreciendo al cliente todas y cada una de las respuestas que el mismo esté buscando. Además, al tarotista no le importará mucho el tiempo que dure la sesión, ya que se encuentra enfocado en la realización de un buen trabajo, un trabajo que logre la satisfacción completa del cliente y también le permitirá a la persona estar mucho más confiada, puesto que tendrá la oportunidad de realizar cualquier cantidad de preguntas, sin importar cuanto se tarde, ya que cada pregunta será respondida por el lector del tarot y el cliente podrá encajar todas las piezas que no le cuadraban, podrá sacar conclusiones con base, podrá tomar medidas para prevenir o detener ciertas problemáticas e incluso podrá enterarse de cosas que necesitaba saber desde hace mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.